Terapia Intravenosa Vitamina C – Vitamina C alta dosis

La terapia intravenosa de vitamina C es una de las más recomendadas por laboratorios médicos para prevenir la activación de células cancerígenas en el organismo. Al aplicarse este nutriente de manera inyectable se tiende a asimilar mejor y actúa de forma más rápida.

La vitamina C aumenta las defensas del sistema inmune, mientras erradica toxinas y agentes contaminantes ya presentes.

 

A través de esta infusión se pueden controlar patologías diversas mediante dosis exactas intravenosas. Siempre bajo las prescripciones del médico tratante.

Entonces, ¿Para qué se utiliza la terapia intravenosa vitamina C?

La vitamina C IV; se utiliza para combatir el antienvejecimiento y otros fines saludables como:

Mejora la condición ósea

Ya que las dosis de vitamina C inyectadas son altas, estas estimulan rápidamente la formación de colágeno en el organismo y mejoran la condición de los huesos, las articulaciones y los cartílagos, fortaleciéndolos para evitar cualquier tipo de desgarro, deterioro o lesión. Así como actúa positivamente en ellos, también lo hace en el área de la piel, eliminando células muertas acumuladas en su superficie, al igual que devolviéndole el brillo, la lozanía y la suavidad.

Enemiga de los problemas respiratorios

La vitamina C en altos niveles aumenta las defensas del sistema respiratorio, lo que ayuda a mantener al organismo libre de afecciones como gripes, catarros, resfriados y hasta tuberculosis. Así mismo, erradica todo tipo de bacterias y toxinas.

Evita la depresión

El ácido ascórbico (vitamina C) controla la función de los neurotransmisores, por ello mejora la estabilidad del sistema nervioso, evitando una falla en la segregación de hormonas. Principalmente de aquellas encargadas de mantener la felicidad. Por ello es que se toma en cuenta aumentar sus dosis en personas con problemas de depresión y ansiedad, al igual que en aquellos que padezcan irritación constante y estrés. Les ayudará a estabilizar los niveles de serotonina y dopamina, fomentando el correcto ciclo de sueño.

Evita el deterioro cerebral

Otro de los grandes beneficios de recurrir a esta terapia intravenosa es que se optimiza la salud cerebral. Debido a que la vitamina C contiene una alta cantidad de antioxidantes, se combate directamente la oxidación de las neuronas, fortaleciéndolas y fomentando la capacidad de memorización. Por ello es que se recomienda implementar la terapia a personas con edad avanzada, que presenten baja capacidad de retención, pérdida de coordinación, demencia senil o en casos extremos de lagunas mentales y fatiga.

Priva la oxidación del colesterol

Al someterse a este tratamiento vitamínico, también se estabilizan los niveles de colesterol en el organismo, impidiendo el proceso de oxidación, con el fin de que no tapone las arterias.

Ideal para sobrellevar la diabetes

La terapia intravenosa de vitamina C también puede resultar benéfica para controlar la diabetes, ya que ayuda a estabilizar el nivel de azúcar en la sangre, al igual que protege y repara las arterias tras el daño causado por la hiperglucemia.

¿Quiénes pueden utilizarla?

Quienes presenten una fatiga mental constante acompañada de depresión, desgano, falta de energía y problemas para retener nuevas informaciones. Por otra parte, también es ideal para quienes sufren de ansiedad constante.

¿Dónde puede obtener la terapia intravenosa de vitamina C?

Este eficaz tratamiento puede obtenerse en clínicas autorizadas; como Long Life Clinic. A pesar de verse sencillo, debe realizarse con cautela y precisión, de manera que el organismo procese la vitamina de forma correcta y se obtengan los beneficios necesarios en un órgano determinado, como el cerebro.

CONTACTE CON NOSOTROS AHORA PARA RESERVAR UNA CITA
¿NECESITA HABLAR CON NOSOTROS?
ENVÍANOS UN MENSAJE